Papeles pintados


Seas o no fan del papel pintado, lo que no podrás negar es que está de moda. Toda casa in que se precie tiene, como poco, una de sus paredes adornada con un enorme mural de estética natural/animal, un moderno papel vintage (valga el oxímoron) o cualquier otro modelo de los que podemos encontrar actualmente en el mercado. Sí, definitivamente, el papel pintado ha resurgido de sus cenizas y viene dispuesto a instalarse en nuestras casas por mucho tiempo. Ya sea por si solo o combinándolo, cada vez son más los que optan por pasarse al papel. Las nuevas tecnologías, además, abren un gran abanico de texturas y acabados, a los que se le suma el papel fotográfico. No sólo puede ser el toque original que dé vida a una casa, sino que también resulta muy fácil de colocar y sobrevive muy bien al tiempo 

“La principal ventaja del papel pintado es la resistencia que ofrece. Por sencillo que sea, siempre es superior a la pintura estándar que se suele utilizar habitualmente”. Otra de sus grandes cualidades reside en la gran variedad de diseños que están apareciendo de la mano de las nuevas tecnologías.